Curiosidades sobre la Navidad en xico. 

Una cosa muy especial que todavía perdura en el Pueblo Mexicano, son las Posadas. Son la oportunidad perfecta para estar con tu familia y divertirte en medio de piñatas coloridas, mucha música y rico ponche
Y es que en México la Navidad comienza el 16 de diciembre, día en el que se celebra la primera posada.

Pero, ¿Qué son las posadas?

La tradición de estos festejos se remonta a la época colonial. Los aztecas celebraban del 16 al 26 de diciembre el advenimiento de Huitzilopochti, el dios de la guerra. En la colonización, los misioneros, alinearon estas festividades paganas junto con las tradiciones católicas, cambiando la imagen de Huitzilopochti por la de la Virgen Maria y San José. Para inculcar la fe católica entre los indígenas, comenzaron a realizar
representaciones del peregrinar de san Jose y la Virgen Maria desde su salida de Nazaret hasta el nacimiento de Jesucristo en Belén. Poco a poco, estas representaciones dieron lugar a las Nueve Posadas.

Cada uno de esos nueve días (16 al 24 de Diciembre), representa un valor determinado: humildad, fortaleza, desapego, caridad, confianza, justicia, pureza, alegría y generosidad.

 

 

Pedir posada es el acto representativo de éstas fiestas. Consiste en letanías, diálogos cantados que simulan los ruegos con los que José y María le piden de buena fe un techo a los habitantes de Belén
Hoy en día las posadas se celebran de muchas formas, además de la parte religiosa, las misas y las procesiones, Se continúa conservando mucho de su pasado prehispánico, como en Chihuahua, donde los tarahumaras danzan frente a la virgen, o como en Chiapas, donde los indígenas tzotziles elevan rezos de alabanza en su lengua.
Los niños y adultos salen a las calles a realizar un peregrinaje donde visitan 9 casas, (una por día), hasta llegar a la casa donde les den posada.

 

Cuando llegan a la mencionada posada, los anfitriones ofrecen ponche, cañas, frutas de temporada y una bolsita con dulces y cacahuates llamada colación. Al final de la velada, se rompe la tradicional piñata de siete picos.
Todo esto hace que las posadas sea una fiesta llena de tradición y color, que es lo que hace al pueblo mexicano tan especial, Hasta hace poco más de un siglo,las posadas eran una tradición tan enraizada en la sociedad mexicana, que se consideraba una ofensa no asistir a la verbena: era casi tan obligatorio como ir a misa.

Hoy en día, para la celebración de las posadas:

Se adorna la casa con farolillos o velas, (y a veces con manteles) de papel picado
Para la procesión, los invitados deben formar una fila y cantar los párrafos de la letanía, al frente de ellos deben ir los Santos Peregrinos
Posteriormente, los asistentes se dividen en dos grupos: el primero pedirá posada fuera de la casa y el segundo se colocará dentro de ella para responder a los cantos y dar posada
Al terminar el acto religioso (que incluye también un Rosario), se repartirá la colación en canastitas de papel, además de las luces de bengala y los silbatos

 

  El momento más esperado de la posada llega: la ruptura de la piñata. Un dato curioso es que las piñatas tienen siete picos porque se dice, representan los 7 pecados capitales.
Una vez que se haya roto la piñata, se reparte una porción de fruta a cada invitado. Finalmente se dará por terminada la fiesta degustando un vaso con ponche o atole para contrarrestar el frío; estos serán el complemento ideal de los tamales y los buñuelos hechos en casa.

Las recetas más clásica  para esta festividad: El Ponche o Atole.

 

Para preparar un buen ponche navideño lo más importante es el amor. Hay muchas variantes en la receta, se puede añadir más o menos fruta, no todas estas frutas se encuentran con facilidad depende del país y de la zona, pero estará riquísimo igualmente.  Te invitamos a que hagas tus pruebas personales y nos envíes tu receta mejorada. Por ejemplo si no encuentras tejocote puedes añadir unos melocotones o duraznos.

Aquí os dejamos la “Anatomía del ponche” para que os sirva de guía, 

Método de preparación

1.-Cocer las frutas en el agua con el piloncillo o  azúcar moreno y canela hasta que se suavicen por completo.
2.-Licuar las frutas a formar un puré muy suave y colar para retirar las semillas de la guayaba.
3.-Disolver Maizena® fécula de maíz en 1 taza de leche de vaca o si lo prefieres se puede sustituir por una leche vegetal ( te recomiendo de nueces, avena o arroz). Calentar la leche restante en una olla con la pulpa de fruta licuada anteriormente.
4.-Una vez que suelte el hervor, combinar la leche  con Maizena® disuelta, reducir el fuego y mover constantemente hasta espesar, 3 a 4 minutos aproximadamente.
Agregar las pasas, hervir 2 minutos y servir.

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
🖐 👩Hola, bienvenid@ a Tixzula,
Cuéntame que necesitas